Capítulo 1, Parte 2 – Sofocos de novato

—Esto es una cocina.

Sí, definitivamente. Mi tía era tonta. Me miré el reloj y había tardado justamente dos horas y media en darme cuenta. Ella debía de creer que yo no lo sabía porque no era una habitación, se trataba de una cocina abierta al salón, con isla central. Después, me enseñó las habitaciones, los no sé cuántos baños, su vestidor, mi nuevo vestidor, que era más grande que mi antigua habitación, y la terraza de arriba. Era preciosa, algunos ricos tenían muy buen gusto.

1x2

—Y esto es todo.

—Genial. Voy a deshacer mi maleta.

—¿Cómo que “tu” maleta? —la miré interrogante para que se explicase mejor—. ¿Es que acaso… sólo has traído una?

—Claro, con toda mi ropa —mi tía se llevó una mano a la boca, conmocionada—. Es una maleta muy grande, ¿eh?

—Oh, dios mío —me abrazó intensamente, al contrario que antes—. Lo has tenido que pasar fatal. Pero tranquilo, ese infierno ha acabado y mañana te llevaré de compras. Luego podremos quemar tu ropa vieja y…

—Muchas gracias, tía. Si no te importa, mejor me voy a dormir un poco. Estoy exhausto.

Mi tía me veía como una especie de proyecto a lo My Fair Lady, pero no se daba cuenta de que yo era feliz con mi antigua vida, que no éramos escoria por no tener un Ferrari aparcado en el garaje.

Me marché a mi nuevo cuarto. Era de altos techos y paredes azules y blancas. Mi cama parecía tan cómoda que no dudé un segundo en tirarme sobre ella. Me coloqué los cascos, con Today, de Stickboy sonando en el móvil y me puse a ojear las revistas que había dejado mi tía sobre mi nueva mesilla de noche. Fotogramas, Cinemanía, Entertainment Weekly… ¡Había hasta revistas estadounidenses! Incluso me había traído el Hollywood Reporter de septiembre. Mis padres le habrían comentado antes de venir que yo era un cineasta empedernido.

Ahora no podía sentarme mal que mi tía fuera tan mojigata, se preocupaba por mí e intentaba caerme bien. No sabía qué hacer, así que decidí bajarme un poco para que me diera el aire. Había sido un día realmente duro.

Haz click para leer la siguiente parte

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “Capítulo 1, Parte 2 – Sofocos de novato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s