Capítulo 2, Parte 4 – Presentando a los “dorados”

Mi pelo y mi ropa no tardaron en pringarse de refresco. No me levanté del sitio porque no quería que me echasen de un restaurante el primer día, pero estuve a punto. El restaurante se encontraba a rebosar de alumnos del Enrique VIII, y el arsenal de carcajadas para agradar al malvado rey del instituto no tardó en aparecer. Éste dio unos pasos más hacia nuestra mesa, tranquilo pero amenazante.

–Espero haber dejado claro mi mensaje. Ah –buscó en su bolsillo y después tiró un billete de cinco euros sobre la mesa–, y a esta invito yo. Por lo que he oído, tú no puedes permitirte muchos caprichitos. ¿Verdad?

-Poligonero -me llamó el que me había empapado entre risitas.

Se marchó como si dejase una estela a sus espaldas, y esta vez casi me levanto, pero Pablo y Débora me lo impidieron.

–Pasa de ellos.

–¿Que pase de ellos? ¡Me han tirado refresco encima! ¡Todo el mundo se está riendo de mí ahora mismo!

–Es lo que quieren, Diego –me advirtió Pablo–. Que te piques, que comiences una guerra absurda que acabarás perdiendo y que así ellos puedan utilizarte a sus anchas hasta que les aburras, y decidan acabar contigo.

–Esa es otra. Había muchos más que esta mañana, ¿es que se reproducen como los gremlins?

–No… Lo que pasa es que a nuestra clase sólo van tres de ellos: Guille, Felipe y Daniela. El resto se encuentra en su clase –señaló a los hermanos.

–¿Y quiénes son el resto?

Los cuatro nos giramos para ver directamente la mesa en la que estaba el grupito ya sentado, y Débora comenzó con las descripciones. Comenzó por la chica rubia que avisó a Guille de que Pablo les llamaba:

–La chica rubia tan delgada es Emma López-León, una Paris Hilton en toda regla. Otra niñita de papá más que intenta valérselas por sí misma, pero que fue echada de Mates Avanzadas cuando le preguntaron lo que era un dodecaedro y se puso a llorar. Aunque dicen que es buena persona, y desde luego ya te puedo asegurar que no es como los otros…

2x4

Me fijé en el musculitos de pelo ondulado, corto y castaño que se sentaba a su lado.

–¿Quién es el que me ha tirado el refresco encima?

–Izan Calatayud. Capitán de todos los equipos deportivos del colegio, hijo de una familia con suerte y un casanova del tres al cuarto. Le he visto con mis propios ojos liarse con un montón de chicas, pero las malas lenguas dicen que aún es virgen, aunque él lo niegue.

–¿Y la morena con pintas de Kardashian rebelde? –Esa era la que nos mencionó antes la tradición del Pizza Emporio. Llevaba una chaqueta de cuero muy fina que le hacía realmente sexy.

–Es Claudia Martín. No sé mucho de ella porque viene poco a clase, pero es una zorra de narices, eso seguro. La verdad es que te entenderías bien con ella, se junta mucho con gente de barrios más bajos. No le gusta mucho ser una niña pija, y eso que tiene una casa en Pozuelo de Alarcón. No estoy seguro de si conoce a Cristiano… Mi teoría es que está entre los dorados por ser distinta a las otras chicas, a parte que su hermano fundó la élite…

–O por su dinero –Débora afirmó mi otra suposición–. Con que seis Golden boys.

–En efecto, y nosotros sólo somos los tres aburridos que trabajan para la revista escolar –lamentó Rico, como queriendo dejarme las cosas claras–. Así que piénsate si quieres estar con nosotros, porque no somos personas que se asemejen mucho al mundo que todos quieren.

Sentí bastante tristeza al ver que seguramente Guille les había dañado tanto la autoestima. Por eso decidí demostrarles que eran mucho más interesantes de lo que creían.

–¿Trabajáis para la revista? ¡Uau, eso es filpante! ¿Por qué no me enseñáis el lugar donde montáis todo?

–Bueno, hoy ya no, que es tarde –explicó Débora–. El instituto estará cerrado u ocupado por reuniones del profesorado.

–Ya. Pero ¿sabéis qué? —Me acerqué a ellos y les mostré una pérfida sonrisa—. Hoy necesito saltarme un poco las reglas.

Haz click para leer la siguiente parte

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “Capítulo 2, Parte 4 – Presentando a los “dorados”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s