Capítulo 3, Parte 1 – Juegos de niños II

Mi tía Lina lloró casi de la emoción al tirar mi ropa al contenedor de la calle. Me marché con ella a todas las tiendas habidas y por haber, pero antes de visitar las de Serrano, fuimos a las de Goya. Me compró hasta las maletas más caras de Salvador Bachiller, cosa que no veía […]

Leer Más