Premieres: Vida o muerte

He aquí la experiencia de un NO famoso. Rodeado por masas de fanatismo extremo y resistente a cinco horas de pie frente a una valla. Hoy, damas y caballeros, van a disfrutar y a NO disfrutar de cómo es realmente la vida en una premiere… Si no eres la estrella invitada.

PREMIERE 2015 008

Todo comenzó con un despiste. Asistí a la última premiere mundial de la saga de Los Juegos del Hambre (soy un adicto a los libros y a sus películas), Sinsajo Parte 2 en Madrid, junto a mi amiga Reich Ávila. Los dos fuimos tan crédulos que pensamos que sería en Cines Callao, como las premieres anteriores, y no fue así. Llegamos allí a las ocho de la mañana, ¿y qué? Nada. No había nadie.

Acabamos descubriendo donde era, y resultaba ser en Cines Kinépolis. en Ciudad del Cine. Había que coger el Metro Ligero, cosa que nunca había hecho, y en cierto modo tenía miedo de ir. Es decir, íbamos a tener que aguantar más de medio día ahí como campeones hasta que llegasen las estrellas, y así poder verlas… ¿Cuánto? ¿Diez segundos frente a ti? Ya les vi hace dos años, y la cosa no salió como yo quería… Claramente, pensé que sería igual.

Por suerte, tengo la mejor amiga del mundo, y consiguió instarme a ir. Así que ¡a la aventura! Dije: “En fin, es mi última oportunidad para verles tan de cerca”, y me arriesgué.

PREMIERE 2015 002

Llegamos. Bueno, nos bajamos dos estaciones antes sin querer. Nos costó descubrir el sitio, pero lo hicimos. Nos enumeraron nada más llegar, la verdad es que este año había estado mil veces mejor organizado que la última vez. Pensé que íbamos a estar de pie desde las tantas de la mañana y conseguimos reducirlo a las últimas cinco horas. Así que imaginad. En fin, a nosotros se nos asignó el número 46, y yo súper feliz, claro, ¡me encantan los números pares! Y no sólo eso, ya por la tarde había más de 120 grupos de personas, éramos de la primera mitad…

PREMIERE 2015 064

Allí estudiamos historia. Un poco. Los nervios eran tan fuertes que no me podía permitir concentrarme durante la espera. Lo que más miedo me daba de todo aquello era hacerme pis y no saber a dónde ir. Es decir, lo habíamos planeado todo para Cines Callao, pero no para Cines Kinépolis. Por suerte, había sitios a los que iba todo el mundo que estaba esperando cuando sentía la necesidad. Yo de eso no me pude quejar.

Nos tocó esperar entre un grupo de portuguesas muy simpáticas y graciosas, cuyo dialecto me relajaba un poco al principio, y acabó agobiándome de los gritos que pegaban a veces. Aunque a la hora de elegir sitio en la valla por la que pasarían las estrellas, las perdimos de vista. Me dio bastante pena, habíamos pasado la mañana con ellas. Detrás de nosotros había un chico solitario, que tenía pinta hasta de majo. Reich y yo pensamos en acercarnos a hablarle, y menos mal que al final no lo hicimos. A la hora de elegir sitio en la valla, se nos coló el muy buitre.

REGLA #1 DE SUPERVIVENCIA EN PREMIERES:
NO TE FÍES DE NADIE

Tras un descanso en el que visitamos un poco el sitio, nos sacamos unos cuantos selfies y estiramos las piernas. Se acercaba el momento.

PREMIERE 2015 001

PREMIERE 2015 003

Llegó el momento. Cuatro de la tarde. Conseguimos un buen sitio más o menos a la mitad de la valla. Era pura estrategia: los famosos se cansaban rápido de firmar tantos autógrafos; ir al final de la valla iba a ser una tontería. Y al estar los primeros, los famosos pasarían rápido y no se les podría disfrutar tanto.

PREMIERE 2015 004

En esta última foto se puede observar la mala intención de algunos de los fans. ¿Veis el abrigo blanco sobre la valla? Era de una chica que teníamos al lado. Lo moví un poco para tener más espacio (ya que ocupaba 2 metros), y se puso borde conmigo porque decía que “ese era su hueco”. ¿Y cuánto le había quitado? ¿Uno, dos centímetros, quizá? Hay gente que está muy mal de la olla, lo dice una persona que esperó durante 13 horas a que llegasen sus ídolos y perdió un día de clase por ellos.

Ah, y dejaré algo muy claro: la fina valla que separaba la alfombra roja del suelo normal producía una diferencia tan obvia y cruda que parecíamos haber vuelto a la pirámide estamental de la Edad Media. Bueno, en el caso de que el campesinado se hubiese muerto por los huesos de unos cuantos nobles…

PREMIERE 2015 007

Las siguiente cinco horas de pie junto a la fan desequilibrada, un chico que gritaba más que Belén Esteban, un grupo de quinceañeros feillos y gritones que producían migrañas y una mujer adulta y malvada al lado de Reich se hicieron realmente interminables. Y sobre todo la última hora, y hablo de la de 20.00-21.00. Llegaron una hora tarde.

Pero llegaron. Todos los fans empezamos a odiarles un poquito por el retraso, hacía mucho frío y nos dolía la espalda y los pies. Pero todo cambió cuando llegaron.

La gente comenzó a gritar cuando vieron aparecer a Francis Lawrence, el director de la película. Tardó como veinte minutos en llegar a nuestro sitio, pero llegó, le firmó a Reich y se sacó un selfie con nosotros.

PREMIERE 2015 047

En realidad se hizo dos, pero el otro salía movido. Y en este nadie sale muy agraciado. Pero algo es algo, ¿no?

Antes de Francis Lawrence, nos firmó otro hombre que no había asistido a las otras premieres. Resultó ser otro productor más de las películas, que venía a la premiere mundial de la última.

PREMIERE 2015 011

Me sonaba su cara, y luego me di cuenta de que era idéntico a Matías Prats sin pelo.

Tras ellos dos vino nuestra querida productora Nina Jacobson, a la que, para una sola foto que saqué, salió movida.

PREMIERE 2015 012

Tras los tres culpables de la maravillosa saga, llegaron nuestros famosos. Primero vino Liam, un actor al que aprecio mucho, pero por el que menos interés sentía. Fue muy majo, y es gracioso, porque tras firmarnos a Reich y a mí, se fue a la valla de enfrente a firmar también, y al regresar, nos reconoció y firmó a partir de nosotros.

Después llegó Jennifer, quien pareció haber adelantado a Josh. Estaba maravillosa, preciosa, impresionante. Al verla, vi que había valido la pena esperar para verla tan de cerca. A unos cuarenta centímetros de distancia, más o menos.

PREMIERE 2015 017PREMIERE 2015 066PREMIERE 2015 044

Además, era placentera la sensación de que, al llevarme un cuaderno tan grande para que me firmaran, tardasen más que con el resto en firmarme a mí. Lo mismo pasó con Josh Hutcherson, una historia realmente graciosa.

En un video tengo grabado el momento en el que Josh apartaba la libretita de Reich para firmar mi cuaderno. Después lo recordamos y nos seguimos riendo de eso. Es una tontería, pero no sé, me hizo sentir importante. Y luego, la chica que tenía al lado le pidió un selfie, y él contestó que no podía, a lo que ella le gritó emocionadísima en toda la cara al ver que le había dirigido la palabra. Yo empecé a partirme de risa y de pronto la vi medio desmayada en el suelo.

PREMIERE 2015 029PREMIERE 2015 030

Tras pasar Josh, Reich y yo nos fuimos de nuevo a casa. Tras pasar todo el día allí, sufriendo como locos. Pero yo había tenido cerca a Josh y a Jennifer, y además me habían firmado, y con eso que me marché a casa. Uno de mis sueños: cumplidos.

Claramente, ellos dos son las dos únicas personas del mundo por las que hubiese hecho esto. Y aun así, esta hubiese sido la última vez que lo hacía. Era una experiencia diferente y te hacía ver las cosas desde otro punto de vista. Uno más duro y eficaz para que enfoques tu vida.

IMG_1208

En la premiere de En Llamas, no pude tenerles tan cerca como en esta, y además, al ser mi primera premiere, pensé que sería distinto y acabé terriblemente triste. Pero esta vez lo cambió todo.

1

Al llegar al día siguiente al instituto, me enteré de que Jennifer se había caído en las escaleras del cine. No sé qué tiene esta chica, que cada vez que se cae me gusta más, jajaja.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-part-2-madrid-premiere

Tras las cincuenta mil experiencias y sensaciones que tuve durante aquel 10 de noviembre de 2015, la que más se me quedó fue la de regresar a casa e intentar darme cuenta de lo que acababa de pasar. ¿Uno de mis sueños… cumplido? Así era. Claramente, este era de los fáciles, consistía en tener a alguien a quien admirabas delante. Me gustan muchísimos actores y películas, pero nunca me ha gustado algo tanto como Los Juegos del Hambre, Jennifer Lawrence y mi ídolo desde la infancia, Josh Hutcherson.

PREMIERE 2015 060

Esto me hizo ver, y debería haceros ver a vosotros, que la vida es como una premiere: hay que resistirla, aguantar a ella. Y aunque haya momentos de tensión, también los habrá de placer. Y si resistes, te la juegas y de vez en cuando se te va un poco la cabeza, podrás conseguir lo que te plantees.

¡Espero que hayáis disfrutado de esta historia! Porque como esta, hay pocas…

Saludos de

Rodrigo Paniagua

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “Premieres: Vida o muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s