The Duff: Libro y película

¡Buenas, lectores!

Al igual que en mi reseña sobre Ciudades de Papel, hoy os traigo dos reseñas distintas sobre la obra de Kody Keplinger: The Duff.

Para seros sincero, hice algo que jamás en la vida se debe hacer, y es ver la película antes que leerse el libro. Por suerte, hay muy pocas cosas que coincidan entre ambas. Y eso me complican más las cosas respecto a hacer una comparación, ya que ambas partes tienen un encanto particular…

Empecemos por el libro:

Bianca, de 17 años, sabe perfectamente que no es la más guapa de sus amigas. También es consciente de que tratar con el mujeriego y guapísimo Wesley Rush significa cometer un grave error. Por eso, cuando él la llama Duff –apodo que utiliza para referirse a la chica más fea del grupo-, lo último que Bianca imagina es que acabarían besándole. Y, aunque le odia con todos sus fuerzas, el beso le gusta. Pero poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos están pasando por una etapa bastante complicada. Resulta, además, que Wesley la comprende y escucha. De repente se da cuenta, con horror, de que se está enamorando del chico al que más detesta.

9788415880349

Bien, un buen resumen. Lo veo quizá demasiado repleto de spoilers, pero ¡quién seré yo para criticar la sinopsis! Aunque en realidad, quiero dar un toque de atención sobre la confusión entre los pronombres “lo” y “le” del traductor del libro al español.

En general, el libro me ha gustado bastante. Tiene puntos muy cómicos, personajes con mucha personalidad y escenas en las que no podía parar de leer. Cierto es que comencé con el libro hace muchísimo tiempo, pero debido al instituto tuve que dejarlo de lado… Y al retomarlo, me lo acabé en dos días, literalmente. Y fue impresionante la experiencia, para qué mentir.

La historia me resulta original, es decir, si lo pensamos, siempre está el más feo de todo grupo, que no tiene por qué serlo, pero si el resto le supera, no le queda otra que cargar con la etiqueta. Por desgracia, se plantea muy bien la situación de la sociedad adolescente, en la que nos vemos obligados a aparentar ser reyes del mundo, y esquivar las malas etiquetas para que le caigan a otro.

Nuestra protagonista está de acuerdo. Bianca es una chica muy lista y muy… amargada, que acaba empezando a sentir cosas por el chico más guapo de todo el instituto y el más ligón.

920x920

Respecto al personaje de Wesley Rush, la autora plantea muy bien su forma de ser: un imbécil integral endivado y mujeriego que se tira hasta las paredes, que gracias a Bianca, encuentra dentro de sí mismo un atisbo de bondad y dulzura que le harán ser incluso mejor hombre.

Desgraciadamente, no me llegó a gustar la última escena del libro por eso mismo. Cuando Keplinger había conseguido que nos cayese bien el pobre chico, hizo que diese la sensación de que en realidad seguía siendo el mismo “gilipollas” -y siento la palabra- que había sido desde el principio. Es algo que me rompió el alma, un libro brillante y enérgico con un final decepcionante. Me provocó recuerdos de “El guardián entre el centeno”.

Aun así me ha entretenido bastante y para tratarse de un libro con un subgénero romántico bastante marcado, no ha resultado en ningún momento pasteloso. Y las escenas subiditas de tono estaban perfectamente descritas.

Con que mi nota para el libro se queda en un 7. No está mal para una autora que lo escribió a los 17.

En cambio, la película es distinta:

Bianca Piper es una estudiante que descubre que entre la gente popular del instituto, tiene puesta la etiqueta de la D.U.F.F., siglas de la “Amiga Gorda Fea Designada”, es decir, la más fea de un grupo de amigos. En un intento para que no cunda el caos en su último año como escolar, decide pedir la ayuda de su encantador vecino el deportista, Wesley Rush, para reinventarse y desprenderse del despreciable calificativo, y así poder conseguir una cita con Toby Tucker, su amor platónico.

m3_154_duff_1sht_V1.indd

La película no está en castellano, así que aproveché para verla en versión original.

Al principio, la cosa no iba mal, una buena presentación y desde que empieza la adaptación, se sabe ya que no va a ser del todo una “adaptación”. Los personajes principales están ahí -bueno, Bianca vive con su padre en el libro y en la película con su madre, quien la interpreta Allison Janney… esa mujer me encanta en Mom-, pero la historia después cambia por completo.

Wesley ayuda a Bianca a dejar de ser la Duff, mientras que ella ayuda a él con sus clases de ciencia. En el libro, su relación era básicamente sexo, una simple actividad de relajación para olvidar por un momento sus vidas.

No mencionan mucho el tema del alcoholismo del padre de la protagonista, pero me gusta la constante alusión que hacen a las redes sociales y a la actualidad.

Y sobre todo, soy un gran admirador del mensaje que aporta la obra: “Las etiquetas no sirven de nada cuando nosotros mismos sabemos quiénes somos“. Ah, y la banda sonora es de lo más marchosa.

20150219_TheDuff

Algo que me gustó mucho en la película fue el personaje de Madison Morgan, interpretado por la despampanante pelirroja Bella Thorne, de Shake It Up. No hay nada más divertido en una película de instituto como una mean girl en acción. Y esta chica mala es una nueva versión actual. Se dedica a hacer daño mediante internet, algo muy poco visto en las películas de hoy en día.

bellathorne

Aunque se inventasen casi toda la historia de amor entre Bianca y Wes, el feeling de los actores era insuperable, y la química entre ellos irradia durante todo el filme. Con que eso le da más emoción a la nueva historia.

bella-thorne-duff-05

Finalmente, y tras acabar de ver la película por completo, terminé feliz, como que lo que querían decir con todo eso me hiciese tener otra perspectiva del mundo en el que vivimos. Y por no hablar del profesor de Bianca, quien podría considerarse el personaje más cómico. Además, habría que mencionar el -va a sonar cursi- poder de la amistad que nos plantea la película. Aunque a veces Bianca se sienta sola, ya sabe que tiene dos mejores amigas y de las de verdad, de las que se cuentan con los dedos de una mano.

Y bueno, respecto a finales, la película venció al libro. Pero aun así, no hay nada como descubrir el origen de una película adaptada, y ese siempre será su librito original.

10827287

Así que mi nota final para la película es la misma que para el libro: un 7. Es decir, está bien, me ha llegado, pero no va a estar nominada a un Oscar.

Y eso ha sido todo por hoy. Muchísimas gracias por leerme, y si la veis, comentad o habladme por Twitter o Instagram para darme vuestra opinión.

Saludos de

R

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s