Capítulo 5, Parte 7 – La llamada

Ya era domingo por la tarde, casi anocheciendo. Fui a ver a Rico como Pablo me pidió, para llevármelo de la casa durante al menos unas horas. Me lo llevé a cenar al Burger King más cercano, después de mi último encontronazo con los de Vallecas, no quería sentirme como un niño pijo.

Me pedí una hamburguesa enorme con beicon y Rico se pidió unos Nuggets de pollo. Sinceramente, nunca vi a Rico siendo de los que pide Nuggets. Me costaba un poco ingerir la comida, porque aunque se me estuviese pasando poco a poco el disgusto del otro día, ahora no podía dejar de imaginarme a P y a D haciéndolo sobre a saber qué sitio habrían escogido.

—Bueno, cuéntame –le sugerí a Rico—. ¿Alguna novedad? –Él se mantenía callado mirando por la ventana del local—. Eeeooo… Rico, ¿te encuentras bien? Me tengo que marchar sobre las nueve, así que mejor comenzar a conversar cuanto antes…

—Otro más que se marcha, qué más da.

—Oye, ¿a ti qué te ha picado?

Estaba hablando realmente en serio. Mientras Guille y yo permanecíamos en su coche, me habló de vernos por la noche, y yo cedí ya que necesitaba sacar el tema de la chica del vestido plateado de la fiesta. Pero Rico se estaba poniendo melodramático, cosa que no me podía esperar de él.

—Últimamente –acabó contándome— me he sentido bastante solo. Lo siento, sé que no es culpa tuya, pero teniendo en cuenta que ahora solamente te tengo a ti y a Pablo, me veo obligado a ser más exigente con vosotros…

—También tienes a tu hermana.

—No, ella tiene novio.

Tragué saliva. ¿Pablo lo sabría? Por un momento me quedé sin saber qué decir, pero luego Rico lo explicó mejor.

P2.jpg

—Y encima la muy tonta cree que no lo sé. Venga ya, si hasta te ha pedido a ti que me saques de casa para que pueda ir a tirárselo. Y yo sigo aquí, más mayor y más virgen que ella.

—Venga, tío. Si te sacases más partido, tendrías a todas de tu lado.

—Eso no es cierto.

—¡Por supuesto que lo es! Veamos, eh… ¿Ahora mismo te gusta alguna chica?

—Pues no, pero…

—¡Pero nada! ¿Cómo puedes pensar en que alguien te quiera, si aún no has decidido quién quieres que lo haga? Mira, estás mazo de rallado, así que te invito a la siguiente ronda de patatas, ¿vale?

Me levanté de la mesa porque de pronto, me había acordado de alguien a quien aún no había llamado. Y ciertamente, yo estaba un poco como Rico, necesitaba un poco de cariño de vez en cuando… La llamé y me lo cogió al tercer toque.

—¿Diga?

—Hola, ¿es usted Alexis del Carmen, la it girl española más reconocida del momento?

—¿Otra vez tú, Alejo Sauras? Me pone nerviosa que no dejes de acosarme… —respondió indignada.

—¡No, Alexis, soy yo! Soy… —de pronto empecé a escuchar un montón de risotadas al otro lado del teléfono.

—¡Ya lo sé, tonto! Te tomaba el pelo. ¿Qué tal te va?

—¡Pues genial! Oye… ¿qué te parece si salimos?

Haz click para leer la siguiente parte

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “Capítulo 5, Parte 7 – La llamada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s