Capítulo 8, Parte 7 – Ante la chimenea

Llegué a casa una vez más, tras una normal tarde en Serrano repleta de escándalos y venganzas, a las que ya me estaba acostumbrando. Anocheció muy pronto y mi tía esperaba mi aparición en la casa mirando la chimenea. Cada llama de aquel fuego intenso inspiraba furia y pasión al mismo tiempo, resultaba hipnotizador observar aquel fuego.

-Diego, por fin –soltó mi tía al verme llegar-. Siéntate a mi vera, anda.

-¿Y Tatiana? –pregunté mientras me acomodaba a su lado.

-La he dejado irse antes, quería pensar en soledad.

-Creo que está enamorada de Jaime –solté algo sonriente.

-¿Quién no se ha dado cuenta de eso? –Dijo con aires de sabiduría-. Aunque, bueno… me da que un romance entre el servicio de una familia es un tanto tópico, ¿no crees?

-Si se quieren…

Nos quedamos un buen rato en silencio, y mi tía contestó, observando las llamas de la hoguera:

-Yo quería un montón a tu tío. Un montón es poco.

-Seguro que sí, tía.

tumblr_my4fpzdwwq1s6fchho1_400

-Pero tienes razón –me miraba ahora fijamente-. Quizá aquella reunión social en honor a su fallecimiento fue con intenciones algo borrosas.

-¿Por qué no reconoces que tus intenciones eran súper nítidas? Aquí nadie te va a juzgar, tía. Somos familia.

Ella me sonrió y me ofreció la mano para que la agarrase.

-Eres la viva imagen de tu madre. Siempre tan positivo, tan esperanzador… Ella y tu padre no se merecen el mal trago que están pasando.

-Desde luego –bajé la mirada.

-Supongo que te debo una disculpa, Diego. Así que ten, espero que te sirva de incentivo.

Tía Lina me ofreció lo que parecía un flyer brillante, tan dorado que parecían haberlo diseñado los propios Golden. Luego leí lo que ponía. Era un pase para la Prix de la moda de Marie Claire. No sabía por qué, ya que nunca me ha llamado el mundo de la moda, pero me alegré un montón. Y luego mi tía me explicó por qué.

-He oído que tus queridísimos amigos Guillermo y el resto asistirán. Deberías ir también.

-Muchísimas gracias, tía.

Me marché a mi cuarto sin decir nada más, ya que no quería contarle que seguramente, Guillermo Alcázar no estaría allí para presenciar la fiesta. Pero como suelen decir: “No hay mal que por bien no venga”. Y si no iba a estar mi obstáculo, sería mucho más fácil hacerme con el cariño de Daniela.

Haz click para leer la siguiente parte

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

Un comentario sobre “Capítulo 8, Parte 7 – Ante la chimenea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s