Capítulo 10, Parte 1 – Cenicienta era pobre

Le ofrecí un té rojo a Emma cuando ya eran las tantas de la noche… o de la mañana, no estoy seguro. Se la veía tan dolida que me resultaba extraño hasta tratándose de Emma López-León. Iba a agarrarle de la mano para consolarla, pero tampoco quería que se pensase cosas que no eran.

—¿Estás más tranquila?

—¿Cómo se puede ser tan zorra, Diego? Explícamelo, porque yo no lo entiendo.

—Bueno, supongo que siéndolo, ¿no?

Ese comentario no le hizo mucha gracia. No me la hizo ni a mí, no sé por qué hablé.

—A ver, cuéntame que ha ocurrido.

—Todo comenzó en la comisaría cuando desapareció Guille. ¿Te acuerdas de que Claudia me pidió que hablásemos un momento en privado?

Afirmé con la cabeza. Por supuesto que me acordaba. Noté tensión en el ambiente y no me pude enterar de qué ocurría porque se metieron en el baño de chicas.

—Pues allí lo que hizo fue amenazarme. Se había enterado de que las dos iríamos de Carolina Herrera a la gala, y que encima llevaríamos vestidos muy parecidos. Eran básicamente los mismos, solo que en la espalda del mío llevaba un lazo enorme a la altura de la cintura. Aunque eso a Claudia le daba realmente igual. Ya sabes cómo es ella. Quería llamar la atención, ser única. E impidió por tanto que yo asistiera a la Prix.

—Pero cómo lo hizo.

Emma le dio un sorbo tembloroso al té rojo. Después, continuó explicándome:

—Vino a mi casa antes de salir hacia la fiesta. Yo ya estaba preparada, y además estaba sola en casa. Ella debía de saberlo.

»Apareció con dos de sus secuaces personales —eso me sorprendió, pensé que el único que tenía secuaces era Guille—, y comenzó a vacilarme mientras daba vueltas a mi alrededor, como un jefe de la mafia.

»Al cabo de un rato me recordó “amablemente” que me había advertido de lo que pasaría si iba a la gala con aquel vestido y, bueno… Cumplió su advertencia.

c10

—¿Te rompió el vestido?

—Ella y sus secuaces se encargaron de hacerlo. Ese vestido de cuatro mil quinientos euros, que además tendré que pagar al no mostrarlo en la fiesta y devolverlo roto.

—Ostia —solté involuntariamente—. Eso es mucha pasta incluso para ti, ¿no?

—Para mí sí. Pedirle ese dineral a mi padre le va a doler mucho más que una liposucción sin anestesia.

—¿Y por qué no le cuentas lo ocurrido? ¿No puedes denunciar a Claudia o algo?

—Sí, claro —agarró un teléfono imaginario y se lo puso en la oreja—. Oiga, ¿policía? Sí, escuche, es que quiero denunciar que una niñata de familia bien me ha roto el vestido de marca. Me gustaría que la aislaran en Guantánamo, puede ser peligrosa. —Colgó—. Es inútil, Diego. Además, si dijese algo Claudia iría a por mí.

—Pues no sé qué decirte. Por lo que me has contado, eres como Cenicienta.

—Perdona —me dijo seria—. Cenicienta era pobre. Tampoco nos pasemos.

—Cierto… —nos quedamos unos segundos callados—. Entonces, ¿en qué has pensado?

—He venido a ti porque a mí no se me ocurría nada.

—Y no has pensado… Bueno… ¿No has pensado en vengarte?

Emma se acercó a mí interesada.

—¿En qué habías pensado?

—En nada, E. Eso ya que se te ocurra a ti. —Me levanté del sofá—. Ahora, lo mejor que puedes hacer es descansar, nos veremos el próximo día.

Emma se despidió de mí, me agradeció que la escuchara —no debía de estar muy acostumbrada a que alguien lo hiciera— y se marchó de vuelta a su casa con ese chándal.

«Hola un día más, urbanitas de Serrano:

¿Preparados para el consejo del día? Ahí va: guardaos bien las carteras, porque aunque no estemos en Sol, Claudia viene a hacer daño con todas sus armas»

Haz click para leer la siguiente parte

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

Un comentario sobre “Capítulo 10, Parte 1 – Cenicienta era pobre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s