Capítulo 10, Parte 3 – Una vagabunda vestida de Gucci

Se hizo la tarde. Aquel mismo día, Felipe me había invitado a jugar con su nueva PlayStation 4 en su casa, y como supuse que fue una forma de pedirme disculpas por su comportamiento en la Prix, no pude remediar el decir que sí. Además, en mi casa no había ningún videojuego y me aburría. Y como la calle de Hermosilla estaba casi al lado, no necesitaba el Mercedes para llegar a ella.

Así que fui a visitarle, y no podía haberlo hecho en mejor momento. Al llegar a su portal, ahí estaba ella. Entre La Firma y Mascaró, sentada en la entrada del edificio. Alexis del Carmen. Hundida en la mierda, parecía una mendiga con una riñonera de Gucci intentando sobrevivir al día a día en la cara ciudad. Tras verla, me aproximé corriendo a ella.

—Alexis, ¿qué ha pasado?

—Diego, cuánto tiempo. —No podía casi ni hablar del colocón que llevaba—. Estoy esperando a que baje Felipe de su casa. No me acuerdo del número del portal, y decidí esperarle.

—Si ni siquiera sabes si bajará.

—Algún día tendrá que hacerlo, ¿no?

—Mierda…

No era la primera vez que pasaba con Felipe, ya había oído otras cosas sobre él. F no era tan atractivo como Guille, eso estaba claro, pero tenía algo que enganchaba a las mujeres. Y al engancharlas, también las enganchaba a los narcóticos. Y así empezaban. Era la mala fama de Felipe del Valle, el hijo de grandes accionistas de la calle de Hermosilla. Que de tanto consumir droga, se había convertido en una.

—Alexis –me senté a su lado. El portero nos miraba confuso desde la entrada del edificio, pero como me reconocía de otras veces, supo que no necesitaba hacer nada—. Déjale.

—¿Qué? ¡No! Le quiero, ¿sabes? Nunca había sentido nada así por nadie.

—¿Ni por tu antiguo novio, el que también te llevó a la mierda?

Se quedó un rato pensándolo. Pero siguió negándose a ver la realidad.

—Sabré apañármelas, Diego. Soy Alexis del Carmen, ¿recuerdas? Modelo, actriz…

—Ex-yonqui.

De no ser porque estaba débil, seguramente me hubiese cruzado la cara. Aun así, la vi tan mal que llamé por teléfono a Jaime, le pedí que viniese hasta la casa de Felipe y luego que se la llevase a su casa. Nadie se merecía aquello, y mucho menos alguien tan dulce (y débil) como Alexis.

Respecto a Felipe, decidí no contarle aquello. Tan solo esperaba que, la próxima vez que la viera en persona, supiese lo que tenía que hacer.

Haz click para leer la siguiente parte

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “Capítulo 10, Parte 3 – Una vagabunda vestida de Gucci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s