‘Sky Rojo’ 2: Aún más Salvaje

¡Hola, superestrellas! ¿Cómo estáis?

Ya ha llegado la esperadísima segunda temporada de la serie de Netflix española más cañera de este año. Los creadores de La Casa De Papel nos han vuelto a sorprender con esta serie al estilo Robert Rodriguez con giros inesperados, mucha sangre y mucha carretera. Así que ¿por qué no hablamos un poco de ella?

Pero antes que nada, recordaros que podéis suscribiros al blog para nuevos posts y seguirme tanto en Instagram como en TikTok. Dicho esto… ¡Al lío!

No hay duda de que la historia debía continuar. En la temporada pasada, todo quedó al rojo vivo, y ya llegaba el momento de poder ponernos al día con estos personajes que tanto nos de lo que hablar. La trama de esta segunda temporada se ha visto muy bien conducida. Sí que es cierto que lo que han sido ocho episodios podría haberse reducido a unos 6, pero a continuación hablaremos de los aspectos técnicos que han hecho que amemos la temporada, de todos modos.

Si hay algo que nos gana siempre con esta producción es la estética y la fotografía. Contamos con la misma paleta de colores que en la temporada anterior, y esta vez hasta nos encontramos con mucho más juego en pantalla —tanto dentro como fuera del club—, además de un montaje incluso más currado: el cambio constante del tamaño de la pantalla para situarnos en diferentes historias, el juego con dos planos a la vez al estilo Tarantino, los planos subjetivos… todo de matrícula, desde luego.

El elenco es magnífico en su gran mayoría. Especialmente si hablamos de los actores Lali Espósito y Enric Auquer, los cuales ya nos sorprendieron en la primera temporada, pero esta vez se han lucido mejor que nunca. Y he de confesar que los actores masculinos por lo general se salen muchísimo, teniendo en cuenta que cada vez que aparecían en pantalla ya me entraban ganas de que les pasase todo lo malo.

Respecto a la polémica que causó la primera temporada, se nota que con esta han tratado de redimirse más o menos. Sin embargo, tengamos cuenta que el tema de la trata de blancas es bastante delicado, y aunque trate de empoderarse a los personajes femeninos, sigue habiendo bastantes cosillas ha mejorar: se sigue romantizando ese triángulo amoroso entre Moises, Romeo y Coral, te ponen a un tipo que violó a una de las chicas como un “buen tío” solo porque al final se arrepintió, y da la sensación de que la serie justifica que los hombres van de putas para “sentirse más hombres”, cuando lo que quizá deberían hacer sería degradarlos.

Respecto al futuro de la serie… Esta podría acabar perfectamente aquí. El punto de inflexión en el que se haya ahora la historia podría haber finalizado perfectamente así. Sin embargo, conociendo a los creadores de LCDP, tratarán de estirar el chicle para darnos más aventuras de estos chulos y putas. Pero aunque la serie sea bastante entretenida, no creo que yo vaya a continuarla… ¡aunque nunca digas nunca!

Sky Rojo es salvaje, retorcida y te llega al corazón. Si a eso se le junta la estética de 10 y la fotografía maravillosa, se lleva un buen 4 sobre 5.

Puntuación: 4 de 5.

¡Y ya estaría! Espero que os haya gustado la reseña. Mientras tanto, podéis seguirme tanto en el blog como en mi canal de YouTubeTikTok e Instagram, donde subo semanalmente contenido que a lo mejor te guste.

Nos vemos pronto,

RP

Por aquí te dejo la reseña de la temporada anterior…

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “‘Sky Rojo’ 2: Aún más Salvaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s