¿La segunda temporada de ‘White Lotus’ es tan buena como la primera?

¡Hola, superestrellas! ¿Cómo estáis?

Esta semana al fin ha acabado la segunda temporada de esta nueva serie antológica de HBO Max, donde las vidas de unos turistas que se alojan en esta cadena de hotel acaba dando un giro inesperado. En esta ocasión, la serie ha optado por añadir un episodio más a su temporada, y ya que ha acabado, toca hablar de ella, ¿no?

Pero antes que nada, recordaros que podéis suscribiros al blog para nuevos posts y seguirme tanto en Instagram como en TikTok. Dicho esto… ¡Al lío!

Las cosas como son: el comienzo se hace un poco tedioso. Sí que es verdad que, como introducción, no les queda otra que ir presentando a los personajes. Y aunque quizá parezcan un poco arquetípicos, finalmente se les acaba cogiendo cariño como en la temporada anterior. Aunque, por ejemplo, la gerente de esta temporada, en comparación al de la anterior, se siente un poco dejada de lado, y su papel podría haber contado con mayor tridimensionalidad.

Las historias, ya que abarcan la costa de Sicilia, tratan de mantenerse al nivel de lo que los americanos consideran que es la ciudad: crimen, mafia, prostitutas y dinero negro. Y aunque se caiga en estereotipos de lo más innecesarios, la serie logra engancharnos con sus muchas tramas. Tantos personajes y tantas historias que contar podría resultar lioso y enredado, pero en la serie logran llevarlo a cabo sin ningún tipo de problema.

La representación LGBT+ y racial es bastante buena. Dentro de las tramas se ahonda mucho más en la sexualidad de cada personaje y sí, la temporada cuenta con muchas más escenas calientes que su predecesora.

En cuanto al elenco, la verdad es que todos se ven de escándalo. Un buen cast es imprescindible, y esta temporada consigue superar a la anterior. Quizá mi mayor sorpresa se ve con Aubrey Plaza, la cual ha tendido siempre a interpretar personajes muy parecidos y, aunque se sigue sintiendo muy ella el de esta serie, se puede percibir una gran mejoría en su registro.

En cuanto a aspectos técnicos, los paisajes, el hotel, la luz y el color de cada plano… es todo exquisito. La temporada anterior se sentía regida por un tipo de filtro cálido que la hacía bastante reconocible, pero esta se deja llevar más y aun así consigue que nos den ganas de visitar esa maravillosa ciudad. Y, cómo no, el vestuario y hasta la caracterización están realizados al milímetro para cada personaje.

Algo que quizá me hubiese faltado más es un mejor cierre de la temporada. En la anterior, tras conocer al muerto, se ve cómo acaba cada uno de los personajes con los que hemos crecido a lo largo de los episodios. En este caso, todo se siente rápido y algo forzado. La muerte se realiza de una forma algo tonta -pero bueno, a la altura del fallecido- y después, el epílogo hubiese necesitado un poco más de tiempo para explicarse.

Aun así, esta temporada ha sabido mantenerse a la altura de la serie. Buenos personajes, una buena localización, buenas tramas y diversión mezclada con misterio. Espero mucho más y mejor de su próxima temporada. Esta, mientras tanto, se lleva un 4 de 5.

Puntuación: 4 de 5.

¡Y ya estaría! Espero que os haya gustado la reseña. Mientras tanto, podéis seguirme tanto en el blog como en mi canal de YouTubeTikTok e Instagram, donde subo semanalmente contenido que a lo mejor te guste.

Nos vemos pronto,

RP

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s