Capítulo 9, Parte 10 – La venganza duele

Jaime me dejó frente al portal de mi casa, me abrió la puerta educadamente y yo le deseé las buenas noches. Pero por lo que parece, no era él el que las necesitaba.

Mientras el Mercedes se marchaba de la calle, observé cómo Emma lloraba a moco tendido sentada en mi portal. Estaba rara, sería por la ropa de chándal que llevaba, como si se hubiese puesto lo primero que había visto.

Fui corriendo a ver qué le pasaba.

-Eh, Emma, ¿qué ocurre?

La pobre no podía casi ni hablar. Respiraba con dificultad y el poco maquillaje que llevaba estaba sudado.

-Me lo ha destrozado, Diego. –Consiguió decir-. Ella me lo ha destrozado.

-¿De qué hablas?

-De todo. Quiere acabar conmigo y lo está consiguiendo.

«Ay, ay, ay.

Alguien quiere que la debilucha y rubita E sea una pobre niñata solitaria sin aspiraciones en la vida. Pero, ¿de quién se tratará? ¿De una chica a la que Emma robó su mejor amiga? ¿O a la que Emma robó la marca del vestido de la gala? No sé si es colonia a lo que huele, pero sí que se percibe a Claudia por todos lados. La matanza ha comenzado entre las chicas de Serrano.

Con mucho afecto pero poca fama,

DON»

Escrito por

Nacido en el Madrid de 1998. Amante del cine, los libros y su ciudad. Nada como la buena música, la elegancia y vivir la vida siempre siendo uno mismo. Instagram: drigopaniagua. YouTube: Rodrigo Paniagua

2 comentarios sobre “Capítulo 9, Parte 10 – La venganza duele

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s